• José Rocha

Recomendaciones para comprar un lente nuevo Parte 1



Cuando uno anda en busca de nuevo equipo fotográfico es claridad a la hora de tomar la decisión. Por ejemplo ¿cuánto gastar? ¿en qué medida está mejorando mi equipo fotográfico? ¿mejorará la calidad de mis imágenes? Etc.


1. Presupuesto

Todos tenemos un presupuesto diferente, y de este, dependerá, los lentes a considerar. Cual sea tu presupuesto mantenlo presente, mientras lees este artículo, quizá veas las cosas desde una perspectiva diferente al terminarlo.

Mi punto de vista es el siguiente, tener la menor cantidad de lentes de buena calidad posibles. En pocas palabras, no compres equipo de más. De acuerdo a tu proyecto fotográfico personal, comienza haciendo una lista de los lentes que idealmente te gustaría tener en el mediano y largo plazo y en base a este, el lente que tienes en mente, ¿forma parte integral del plan?


2. Sensor de cuadro completo o APS-C

Algunos de los fabricantes ofrecen ambas opciones en el tamaño del sensor. Lo que en ocasiones hace la compra de un lente un poco más complicada.

Idealmente, deberías de decidir esto al comprar tu primera cámara y continuar con el tamaño del sensor que elegiste en el futuro. Esto simplificará tu proceso de compra, reduciendo la confusión.


3. Distancia Focal

Puedes creer que tener un set de lentes todo propósito es coleccionar lentes que abarquen todas las distancias focales posibles. Por ejemplo, al comprar una cámara puede venir con un lente 18-55mm, tu pensamiento inmediato puede ser mi siguiente lente, debe ser un 55-250mm ó 70-300mm y así sucesivamente, de esta manera, no perderás ninguna distancia focal.

Esto no es del todo cierto, en el siguiente punto te explicaré un más de cómo pensar acerca de lentes.


4. ¿Qué es lo que vas a fotografiar?

Continuando con el ejemplo del lente 18-55mm, quizá podrías considerar las siguiente opciones como segundo lente: 50mm fijo como un lente para retrato (dados los beneficios de una imagen de alta calidad y su apertura), 100mm Macro fijo para tomar flores e insectos, un 500mm para hacer fotografías de vida salvaje y deportes o un 20mm para crear paisajes.

La clave es que la elección de tu lente, debe de ir en estrecha relación con el sujeto. El sujeto siempre en primero. Una vez que sepas lo que quieres fotografías, puedes elegir el mejor o los mejores lentes para ese trabajo, de allí la distancia focal es el siguiente paso.

En otras palabras, no compres un lente por que crees que lo debes de tener, compralo por que realmente lo necesitas.

0 vistas