• José Rocha

El lenguaje visual en la fotografía Parte 7

Actualizado: 31 de may de 2018





El Ritmo


En fotografía, el ritmo se basa en el movimiento que hecen nuestros ojos para descifrar una imagen. Es decir, el ritmo marca el recorrido que sigue nuestra mirada a lo largo y ancho de una fotografía.


A diferencia con en la música, que es quizá la manera de conocer o sentir el ritmo más común que tenemos. En lugar de sentir las vibraciones y los tiempos, en la fotografía nos encontramos con elementos visuales (objetos, lineas, puntos, siluetas, etc), que se repiten en el espacio de nuestra composición en un orden o un patrón establecido. Y al igual que en la música el ritmo visual, tiene la capacidad de trasmitirnos sensaciones.


Es difícil encontar una forma de explicar el ritmo, sin hacer referencia a la música. En fotografía el ritmo visual trata de establecer el sínónimo de una melodía dentro de una imagen, ya sea a través de loneas, patrones o elementos repetidos o constantes dentro de ella.


Este tipo de composición,es por lo general placentera para el ojo humano, al identificar el orden y la repetició como algo agradeble. Nos dá un efecto equilibrado y nos tranquiliza.

Una manera de saber ti tu fotografía tiene ritmo visual o no. Cubre una parte de la imágen y si eres capás de predecir lo que hay en la parte oculta, entonces tienes un patrón, en consecuencia repetición y una composición con ritmo.


Tipos de Ritmo

Existen varios tipos de ritmo visual, que se obtienen utilizando diferentes esquemas. Algunos de los muchos tipos de ritmo visual son:


Ritmo Uniforme,se obtiene cuando un mismo elemento se repite a intervalos regulares. Si son intervalos o distancias muy cortas entre los elementos, el ritmo puede ser rápido o lento, como puede ser la manera en las que arreglan las frutas o verduras de un puesto en un mercado, todo dependerá de la separación y la frecuencia de los elementos


Ritmo Alterno, se consigue cuando dos o más elementos distintos se repiten de modo alterno. El ejemplo más frecuente para ilustrar esta forma de ritmo son las teclas de un piano, sin embargo, los patrones pueden ser texturas, colores, objetos de diferente tamaño, o incluso personas colocadas en posiciones iguales y diferentes de forma alterna.


Ritmo Progresivo,es muy parecido al uniforme y al alterno, solo que en esta ves añadiremos perspectiva. En este caso los elementos repetitivos se presentan unos más cerca que los demás, y con este patrón puedes conseguir ritmos crecientes y rimos decrecientes, transmitiendo una sensacion de movimiento, como que los elementos se están alejando. Puedes utilizar este tipo de ritmo, para transmitir una sensación de tensión o movimiento, en tu fotografía.


Ritmo Simétrico,se presenta cuando divides una imagen utilizando un eje del cual obtienes una imágen espejeada. Puedes emplear uno o varios elementos en tu composición y mezclar diferentes tipos de ritmo. Las líneas pueden ajudatre a lograr simetrías aunque no siempre es asi. Otro elemento para lograr simetría en tus fotografías es utilizar el reflejo del agua en un paisaje.


Ritmo Lineal,como su nombre lo indica, este se crea debido a un patrón de líneas. Estas líneas pueden ser de diferentes tamaños o formas asi como uniformes y dispares, y mientras haya un patron identificable en ellas será un ritmo lineal. Este tipo de ritmos lo encuentras de manera frecuente en arquitectura y algunos monumentos.


Ritmo por Ondulación, este tipo de ritmo también conocido como ondulante, es muy común en fotografía. Consiste en fotografiar composiciones que incluyan ondas, como las dunas del desierto, las olas del mar, las nubes en el cielo, la hierba de un monte, o el cabello largo de una mujer. No es necesario que todas las ondas sean identicas, lo que buscas es que establezcan un ritmo que trasmita una sensación serenidad y elegancia.


Ritmo Concéntrico, se crea de modo circular y creciente alrededor de un punto central. Desde este punto específico, se va expandiendo en forma de espiral, ondas o círculos. Comunmente lo encontramos en escaleras de caracol o en cualquier espiral en la naturaleza


La Ruptura del Ritmo, el ritmo puede trasmitir sensaciones en fotografía por su continuidad, pero también por su ruptura. Un patrón no interrumpido generalmente está asociado a sensaciones de armonía y paz. Sin embargo, si es demasiado riguroso, puede trasmitir una monotonía que puede ser aburrida.


Por eso tampoco debemos descartar la idea de romper las reglas para conseguir buenas fotografías. La ruptura en un determinado punto del ritmo presente en el resto de la imagen, genera tensión y tiene el efecto de concentrar la atención sobre el elemento que rompe el patrón.

1 vista