• José Rocha

El lenguaje visual en la fotografía Parte 5



La Psicología del Color


Si analizamos todos los elementos que son parte del lenguaje visual, el color es, probablemente, el que provoca la respuesta emocional más fuerte y marcada. Y aunque todos tenemos una percepción de los colores individual y quizá nunca podremos saber cómo perciben una tonalidad las demás personas, mas sin embargo, existen ciertas notas generales que relacionan algunos colores con determinadas emociones y/o reacciones:


· El negro, Expresa misterio, miedo, tristeza. Nos puede dar un vacío infinito que, para nada, sea agradable. Y su vez, es el color de la elegancia, la nobleza y la sobriedad.


· El blanco al contrario del negro, es el color de la pureza y de la luz. Refleja paz, sinceridad e inocencia. El blanco, también nos, ofrece luz y vacío. Sin embargo es un un vacío agradable, positivo. Por otro parte, también nos comunica limpieza y frialdad.


· El rojo es el color de la vitalidad, el ímpetu y la excitación. Nos remite a la sangre, la agresividad, la lucha. Es un color dinámico y nos vincula, también, al mundo de la sensualidad y la pasión.


· El naranja está asociado con la juventud y la extraversión, y con frecuencia es sinónimo de emociones fuertes. Es un color dinámico, vibrante que transmite energía.


· El verde, es considerado, el color más tranquilo de todos debido a que nos evoca a la naturaleza. Nos transmite tranquilidad, equilibrio, vida, serenidad, armonía, crecimiento y todo lo relacionado.


· El azul también se relaciona con la calma, el sosiego, la serenidad. Las tonalidades azules nos dan sensación de lejanía así que nos puede ayudar cuando busquemos la profundidad en nuestras imágenes. Es un color serio y que puede transmitir tristeza.


¿Para qué sirve saber esto? ¿Debemos estar pendientes de los colores que aparecen en nuestras fotografías para que armonicen? ¡Claro qué no! Es bueno conocer el color en su vertiente más teórica porque ello te ayudará a componer tus fotografías cuando podamos influir, de alguna manera, en los colores que en ellas aparecen. Si buscamos el contraste, por ejemplo, deberemos buscar colores complementarios, mientras que si buscamos un resultado natural, deberemos jugar con las familias de colores y los colores análogos.

1 vista