• José Rocha

Blanco y Negro Parte 1



Fotografía Blanco y Negro, simplemente extraordinaria

No existe una forma más pura de presentar la fotografía como arte, que una fotografía, perfectamente compuesta, procesada e impresa en blanco y negro.

El arte de la fotografía en blanco y negro se manifiesta a través de texturas, tonos y luz.

Una fotografía en Blanco y Negro creada correctamente, tiene mucho poder. Nos forza a ver los detalles, mismos que en una fotografía a color podríamos pasar por alto.

Aunque muchos fotógrafos utilizan la conversión a blanco y negro para sus fotografías ejecutadas pobremente en color. Sin embargo producir una excelente fotografía en blanco y negro requiere de más destreza que su equivalente en color.

Durante las próximas semanas, escribiré sobre este vasto tema.

Las publicaciones irán dirigidas a la conversión digital de los archivos fotográficos, donde el problema más común es la falta o el exceso de contraste.


Imagen Monocromática

Llamaremos monocromática a las fotografías en Blanco y Negro, pero a su vez, siempre les podemos dar un tono, como es el caso del sepia o del cyan. Y esto viene de la era análoga de la fotografía, donde el proceso de darle un tono a la fotografía, se hacía a base de químicos, aplicados a papel fotográfico para Blanco y Negro, era papel para Blanco y Negro, con tonos sepia. Hoy día, lo hacemos con un simple clic y la foto se convierte de inmediato en la pantalla en cyan, amarilla, etc. Cuando hablemos de fotografía

monocromática nos referimos a que hemos removido el espectro completo de color.


Diferencia entre Tono y Color

Desde pequeños, nuestro cerebro ha sido entrenado para ver el mundo a colores.. Es por esto que muchos fotógrafos, especialmente al inicio, tienen problema reentrenando su cerebro para pensar en términos de tono.

El tono no diferencia el color. Dos colores del mismo tono aparecerían idénticos en una imagen monocromática. Lo cual le puede restar vida a tu imagen,

Al convertir tus fotografías a blanco y negro, hay maneras de ajustar los valores de color a ciertos tonos, discutiré este tema más adelante.

Lo más importante es entrenar tu cerebro para ver tonos.


Entendiendo la diferencia entre Tono y Color

Una excelente manera de hacer esto, es utilizando un par de lentes de sol muy obscuros con lentes sin color, sin polarizado o de espejo. Cuando pienses en hacer una fotografía en Blanco y Negro, ponte los lentes y observa la escena con un ojo. Los lentes eliminarán todo el color de la escena (dejando todo en tonos de gris), y al utilizar solo un ojo estás teniendo la perspectiva en dos dimensiones de el lente de tu cámara.

¿Crear o no Crear tus imágenes en Blanco y Negro?

Yo te recomiendo no hacerlo. Aunque muchas cámaras hoy día te ofrecen la opción, existen desventajas importantes. La única razón por la cual lo deberías hacer, es por que no tienes los programas para el post-procesamiento.

La recomendación de no crear tus imágenes en blanco y negro la baso en que pierdes el control en la conversión. Dejas que la cámara decida los valores de los tonos de tu fotografía. En cambio si haces la conversión en tu computadora, tienes mayor control sobre como los colores se convertirán en tomos.

Una recomendación que te puedo dar es estudiar para mejorar tu trabajo en Blanco y Negro, es estudiar las imágenes de los grandes fotógrafos tales como: Rafael Álvarez Bravo, Héctor García, Ansel Adams, Robert Capa, etc. Una vez que encuentres una imagen que te gusté, trata de recrearla.


Consideraciones para la exposición Blanco y Negro

La manera de manejar tu exposición en blanco y negro, es muy similar a la de color.

En general cuando expones para blanco y negro lo estás haciendo para las Altas Luces, es importante no sobre exponerlas, ya que destruirás los detalles y no los podrás recuperar.

Una vez que estés post-procesando tus fotografías, abre tu histograma ajusta los niveles de negros a no menos de 10 y los blancos, a no más de 248. Con estos parámetros por lo general, Tus negros no se verán aplastados y tus blancos no se volarán.


Composición en Blanco y Negro

La composición de tus imágenes aplica de igual manera para color y blanco y negro. Pero, una vez más, todo regresa a entrenar tu mente para ver en tonos. La regla de los tercios, líneas convergentes, proporción aurea, etc. siguen aplicando de igual forma.

Pon atención a elementos yuxtapuestos o repetitivos, ya que puedes perder los valores de contraste que los hacían una excelente herramienta a principio de cuentas.


Como utilizar tu computadora como un cuarto obscuro

Como te decía anteriormente, es una buena idea convertir tus imágenes a blanco y negro utilizando software de post-procesamiento.

Existen varias maneras de convertir tus imágenes de color a blanco y negro, quizá la más sencilla en desaturar la imagen hasta convertirla a escala de grises. Este método no es nada recomendable ya que tus imágenes se aplana, perdiendo todo el rango de tonos. Aunado a ello limita tu habilidad de manipular los tonos posteriormente.